El branding emocional se basa en crear confianza con el público a través de experiencias, estilos de vida y todo aquello que conecte de manera directa al corazón del consumidor con la marca.

¿Qué es lo que necesitamos para apelar al corazón de nuestro target? ¿Será la felicidad la clave del éxito de las estrategias de branding emocional?

La respuesta es no. Debemos pensar más allá, debemos pensar en una estrategia que encaje y conecte de una manera congruente la personalidad de nuestra marca con las necesidades emocionales de nuestro consumidor y su entorno cultural.

Hacerlo no es tarea sencilla, tres marcas que lo entendieron y aplicaron maravillosamente son:

  1. Dove y su campaña acerca de la autoestima llamada “Belleza real”. No sólo logro el objetivo de difundir su plataforma digital. Más de 50 millones de personas vieron el video de Dove en un periodo de 12 días desde su lanzamiento. Al día de hoy el video de Real Beauty sketches ha sido visto casi 180 millones de veces. También logró empatizar con millones de mujeres que se sentían presionadas por los altos estándares de belleza que existen.

2. Apple es indiscutiblemente una de las lovemarks. Recientemente fue superada por Google como la marca más valiosa del mundo, sin embargo se mantuvo varios años liderando la lista global. Además de su bello diseño y sus excelentes funciones, el éxito de Apple está muy relacionado con su comunicación basada en la empatía y la conexión íntima con los consumidores.

3.Starbucks. Su gran nivel de popularidad y aceptación pese a sus precios, se debe, de acuerdo a ellos, a que su comunicación principalmente está enfocada en inspirar y nutrir el espíritu humano.

Si seguimos sus ejemplos, seremos capaces de construir y desarrollar una base sólida y una relación más profunda con el público.

Deja un comentario

Deja un comentario