Estamos en una constante evolución en la forma en la que se comercializa, ya sea en productos tangibles como en los intangibles, se ha desatado un incremento exponencial de digitalización de tiendas aunque no todos los sectores están involucrados; si bien muchos sectores como el de la moda o el de consumo de servicios han dado el paso a la digitalización y modernización de procesos y formas de acercarse al cliente, existen otros como el retail en donde el proceso de adaptación a la tecnología no va tan rápido como se pudiera esperar.

Muchas empresas de retail se han subido a las redes sociales, han apostado por la creación de un buen sitio web incluso uno donde se puedan hacer compras, pero aunque sumemos todos estos puntos a favor nos falta mucho para poder sacar mayor partido a las tecnologías que tenemos a la mano.

Uno de los competidores que ha entendido esto es OXXO. Después de bastante tiempo de prueba y error por fin logró incrustar en su ADN ser una tienda “ALL In One”, dejó de ser una tienda de la esquina con piso lujosos y pasó a ser una pieza clave en el retail mexicano, introdujo un abanico de servicios para sus clientes que van desde retiros de efectivo, recargas, pagos de luz, agua, hasta venta de boletos de autobús; y aún más importante hizo de este estratégico movimiento su core bussines.

En sus inicios sus productos clave eran las bebidas alcohólicas, los cigarros y las botanas, centrándose casi exclusivamente en los un mercado meta masculino; con el tiempo tuvo que modificar su estructura y ampliar su oferta a un mercado más versátil centrando gran parte de su marketing en piso de venta a “Los básicos del hogar”, pero tiempo después se dio cuenta que existía una necesidad por la que muy pocos se estaban preocupando y así es como decide dar un paso enorme y convertirse en un centro de servicios aplicados con tienda de conveniencia.

Pero ¿Qué beneficio tiene dejar de centrar su meta en vender refresco y cerveza y pasar a vender recargas telefónicas? Bueno de entrada creo que es obvio que nunca ha dejado de intentar vender refresco y cervezas, pero lo cierto es que su variedad de servicios se han convertido en su medula espinal, bueno la respuesta es simple al tener la infraestructura para realizar diversos servicios en un mismo lugar es capaz de generar un flujo más constante en cada una de sus sucursales, dando oportunidad de realizar venta cruzada para aquellos que visitan la tienda por sus servicios y si, venderles refresco y cerveza.

Pero aparte de esa venta cruzada tenemos las increíbles comisiones que generan por realizar sus servicios, exacto, esa pequeña comisión que cobran al realizar los servicios es muy considerable al sumar las veces que se aplica por sucursal y sumando sus más de 12 mil sucursales.; es decir un ingreso que obtienen solo por hacer una transacción, sin el riesgo de mermar productos, sin el riesgo de tener sobre inventario, sin el riesgo de tener robo hormiga, sin el riesgo de caducidad, es decir dinero solo por pasar un pago de un lugar a otro ¿Genial no?.

Ok, agrega que Oxxo vende casi en exclusiva productos de Coca Cola, de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma (Heineken), y muchos de ellos en presentaciones que solo encuentras en la tienda, bien, ahora ve las cosas desde el punto de vista empresarial Oxxo quien es de Femsa vende casi en exclusiva productos de Coca Cola (Femsa es el mayor distribuidor en México), de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma (Femsa es el socio con mayor distribución en México).

“En otras palabras, Femsa vende en exclusiva productos de Femsa y aparte te puede hacer recargas” ¡Genial!

Hacer una tienda ALL in ONE no solo ellos lo puede, es decir si tienes una tienda puede empezar con aceptar pagos con tarjetas, ya existen diversos lectores de tarjeta que cobran una mínima comisión, son fáciles de usar y muy económicos. También existen diversas plataformas donde puedes aceptar algunos pagos de servicios directamente en punto de venta.

Así que anímate y evoluciona tu negocio.

 

 

Deja un comentario

Deja un comentario