Para iniciar pondremos a prueba tu mente: ¿Cuál es la botana que no puedes comer sólo una?, ¿Cuál es el refresco que se encuentra en cada comida familiar destapando la felicidad?, ¿Cuál es el chocolate que se derrite en tu boca y no en tu mano?. Si supiste de qué productos estamos hablando sin mencionar las marcas, es gracias a las creaciones de estrategias de marketing que han realizado las marcas para lograr posicionarse en la mente sus consumidores.

La marca es un activo estratégico para las empresas, representando mucho más que un simple símbolo, un logo, o un slogan, su valor radica en la habilidad para ganar un lugar en la mente de los consumidores; Una marca incluye todas las cosas que los consumidores piensan, sienten y experimentan.

El posicionamiento de marca otorga una imagen propia en la mente de los consumidores, que nos hace diferenciarnos de la competencia, pero lograr esa posición privilegiada no se consigue de la noche a la mañana, se consigue a través de cambios para alcanzar la calidad adecuada, productos y servicios innovadores que se adapten a los cambios que hay en el mercado, no dejando atrás las promesas que se hicieron a los consumidores.

“Un producto nace, crece y desaparece, una marca puede perdurar en el tiempo”

Construir una imagen propia es muy importante, para eso primero tenemos que definir cuál es la razón de ser de nuestra marca, su necesidad , su propósito, sus atributos, valores y beneficios que ofrece .

Para lograr posicionar nuestra marca, es necesario crear estrategias de marketing en base al giro, target, diferencia del producto/servicio, la competencia y lo que deseamos lograr.

Aquí mencionamos  5  tipos de estrategias de posicionamiento de marca:

 Atributos y beneficios: Debemos resaltar las características particulares y los beneficios que ofrece nuestro producto.

 Competencia: Comparar las ventajas competitivas de nuestro producto con otras marcas, donde afirmamos que somos mejor que en algún sentido en relación con la competencia.

 Nivel de uso: Posicionarnos en base al uso que le dan los consumidores al producto; tener en cuenta cómo, cuándo y dónde lo utilizan.

 Diferencia de producto: Diferenciarnos de todas las marcas existentes en el mercado que ofertan un mismo producto.

 Precio: Posicionar nuestro producto como el de mayor valor, con la mayor calidad, a un precio razonable.

 Como conclusión podemos decir que posicionamiento de marca es la percepción que queremos crear como marca en la mente de los consumidores a largo plazo.

Deja un comentario

Deja un comentario