¿Te has preguntado por qué al entrar a un establecimiento te reciben de manera cordial y te agrada tal amabilidad y la buena explicación que se te ofrece del producto que solicitaste información?.

Esta pregunta nos da entrada para hablar de nuestro siguiente  tema que es importante para promocionar un producto en un punto de venta: merchandising.

Concepto que se puede definir como el conjunto de técnicas que se aplican en el punto de venta para motivar el acto de compra, favoreciendo al fabricante y al distribuidor satisfaciendo las necesidades del consumidor, con el objetivo de darle vida a un producto en el punto de venta incrementando su venta.

El merchandising busca la optimización del producto eligiendo una ubicación estratégicamente adecuada en base a diferentes puntos como: lugar, tiempo, cantidad, mostradores, y estructura del establecimiento.

3 beneficios que ofrece el merchandising al aplicarlo en el punto de venta son:

1.-Reducir tiempo de compra para los clientes.

2.-Potenciar la rotación de productos.

3.-Crear y coordinar una adecuada comunicación integral en el punto de venta.

Uno de los puntos importantes que debe de tomar en cuenta el responsable del punto de venta es verificar la ubicación de las diferentes secciones donde hay disposición  para la colocación de los productos y si esas secciones tienen un orden lógico y razón de ser, facilitando la compra para los clientes, para esto debemos de considerar los diferentes tipos de productos existentes y otros elementos que no podemos perder de vista:

Productos de atracción: Productos que más se venden y por lo mismo colocarse lejos es una opción, para que el cliente se tenga que desplazar por todo el establecimiento.

Productos de compra racional o irracional: los  productos conocidos como compra compulsiva o irracional, la mejor opción es situarlos en la caja donde el cliente esta a punto de pagar, mientras que los productos de compra más consciente o racional, necesitan un espacio más amplio.

Productos de manipulación: productos que pueden ser pesados o muy grandes, situarlos en un espacio donde favorezca la comodidad del local y la del cliente.

Otros elementos:

Decoración: el lugar donde ubicamos los productos debe de ser llamativo y con eso incentivar a los clientes a que asistan al establecimiento interesándose  por los productos que se tienen y concretar la compra.

Política de precios:  Los clientes siempre buscarán mejores precios, al igual si se puede obtener un tipo de garantía por adquirir el producto, hará que se adquiera con mayor facilidad y confianza.

Atención al cliente:  Un buen trato siempre hará que se facilite la compra y que los clientes nos recomienden con sus amistades, por eso es de suma importancia contar con el personal calificado y un punto muy importante, que el personal este orientado a la satisfacción del cliente, por qué bien dijo Kotler “La mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos.”

PLV (Publicidad en el punto de venta): engloba expositores, carteles, displays entre otros, que sean portadores de mensajes publicitarios y que se coloquen en un punto de venta con el objetivo de favorecer la venta de los productos publicitados llamando la atención de los clientes que se encuentran en el establecimiento.

En conclusión el merchandising  selecciona estratégicamente las  ubicaciones de los productos en base a las diferentes variables antes mencionadas, con el fin de atraer la atención de los clientes.

 

Deja un comentario

Deja un comentario